Buscando amor a migajas

Si el título de la entrada de hoy resonó contigo, puede ser que seas alguien recibiendo las migajas de la vida.

¿Hasta cuándo vas a entender que puedes tener todo el pastel?

¿Hasta cuándo vas a dejar de buscar afuera y comenzar a mirar hacia dentro?

Lo que sea que tu mente te diga: “no vales”, “no mereces”, “ellos son mejor que tú”… todo eso es una ilusión. Estás completo, así como el pastel que crees no merecer. No te falta nada. Si tú no te ves completo, nadie lo verá en ti. Recibirás migajas y te perderás del pastel de la vida.

Es adentro.

Todo lo que quieres vive dentro de ti. Todo lo que buscas afuera lo tienes tú.

No te regales.

No le des todo a todos.

No ruegues amor.

Elige a quién le das tu tiempo, lo mejor de ti, tu corazón, tu cuerpo y tu atención. 

Queridx: todo va de adentro hacia afuera. 

Cultívate. Conéctate contigo. Siéntete bien con quien eres. Ponte cómodx en tu cuerpo y sana tus heridas primero. Es adentro porque sólo puedes dar lo que eres.

Deja de cazar afuera; deja de volcarte con quien te da lo que le sobra; deja de elegir a quien no te elige y mírate, mírate en serio. Mira lo bellísimo de tu corazón, lo bien que haces tu trabajo, lo increíble que eres cuando te muestras todx tú y todo el amor que te rodea. 

Es adentro, contigo, con tu propia historia.

Ve adentro para conocerte completx hasta amarte profundamente, sólo de este modo no dejarás pedacitos de ti a tu paso, sino huellas en todo y en todos. 

Pides mucho afuera, pero hay que hacer mucho más hacia adentro.

Eres un milagro de amor y mereces ser amadx.

Amarte no es una idea que construyes desde la mente; el amor toma forma del cotidiano: de hacer cada día más por ti y menos para cubrir la expectativa. Se nutre de mirarte con honestidad y aprecio para reconocer el milagro que eres. 

Existe una diferencia enorme entre amar y pedir amor; cuando buscas a toda costa amor te pierdes para complacer a los demás. Amar y sentirte merecedor del amor es hacer las pases contigo para sumar a otros a tus espacios y no sólo estar en búsqueda de aceptación.

Tú importas.

Tú vales.

Tú mereces.

Pero no lo vas a sentir hasta que elijas verlo todos los días.

Qué importa lo que hay afuera si dentro de ti hay amor para entregar al resto. Confía porque das lo que eres. No te afanes en buscar afuera porque TÚ ERES EL AMOR DE TU VIDA, y si eres amor, hazlo todo, absolutamente todo, amorosamente. 

Marta Ro.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Una respuesta

  1. Me encantó y he comenzado a trabajar en ello, amarme, cuidarme, mimarme y ver dentro de mi, no sólo para mi, sino para dar lo mejor de mi a los demás. Brillar y hacer brillar¡¡¡ Gracias, gracias, gracias¡¡¡

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.