¿Conoces tu centro?

INSERTA AQUÍ TU PROPÓSITO. 

Si pensaste que la respuesta a esta pregunta es tu profesión, tu negocio o lo que te hace ‘ganar’ dinero para (sobre)vivir, no es así.

A lo que te dedicas es a lo que enfocas tu tiempo y tu energía para desarrollar lo que viniste a hacer a este mundo. Sí son tus talentos, pero es sobre todo tu manera de ser. Tu centro es otra cosa; es eso natural que vive en ti y que es tu contribución al mundo. Lo que haces no es a lo que te dedicas, eso es sólo la manifestación de tus dones, conocimientos y técnicas. Tu propósito, tu centro, está por encima de tu trabajo. Es tan sublime como entregar a los demás lo mejor que hay en ti y tan sutil que no necesita hacer ruido para notarse porque simplemente es. Tu propósito es tu verdadera misión en tu paso por este mundo. 

Mi sueño es que la próxima vez que te pregunten ‘¿A qué te dedicas?’ O ¿Cuál es tu centro? Contestes tu propósito, no tu profesión. Eres lo que das, no lo que produces. 

¿Para qué estás aquí? ¿Para qué te despiertas todos los días? ¿Qué viniste a hacer este tiempo – espacio? No antes, no después. Ahora. Estás vivo porque el mundo necesita de tu propósito hoy. Puedes creer esto o no, pero quiero que sepas que no eres un accidente, el resultado del azar o una eventualidad: eres un milagro. Víve(te) cada día como tal. 

Estás vivo cuando despiertas a tu propósito, cuando le haces mejores preguntas a la vida, cuando te dejas de preguntar el por qué de todo y comienzas a ver las lecciones detrás del para qué de tus días. Ese es tu centro, tan sólido e inamovible que lo que sea que esté enfrente de ti es posible de alcanzar o nunca demasiado como para tambalearte. Comienza a practicar el para qué para ver la finalidad de lo que vives y no la queja de ‘lo que te pasa’. Juegas en la luz cuando vives en el para qué, pues es tu propósito lo que te hace avanzar, crecer, evolucionar e iluminar a otro con lo que haces por los demás. Juegas a ras del piso cuando crees que tu vida es una serie de afrentas personales y te ocultas en la sombra de quien no eres y no tienes.

Eres la suma de tus lecciones y tus pilares como ser humano que existen:

PARA dar.

PARA aportar.

PARA crear.

PARA amar.

PARA dejar el mundo mejor de cómo lo encontraste.

Estás aquí, es tu misión (re)encontrar tu propósito y vivir conducido por él. La vida apenas comienza cuando has descubierto tu para qué.

Marta Ro. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.