El Verdadero Liderazgo

Seguimos hablando de liderazgo a propósito de estas fechas patrias y esto sólo me recuerda la necesidad de que en un país como el nuestro existan líderes reales, de a pie, de una pieza, capaces de sostener su causa frente a la crítica, la invalidación o la burla para que cada septiembre digamos con orgullo ¡México Líder y Querido! 

Hoy quiero escribir acerca del verdadero liderazgo, qué es y cómo se presenta, pues en una cultura como la nuestra solemos confundir la figura de un jefe con la de un líder, o creemos, como señalé en la entrada anterior, que un líder solamente lo es por la visibilidad y plataformas que posee. 

El verdadero liderazgo es el que impacta.

Fin. Podría terminar la entrada aquí y que se quedaran con un solo mensaje: el día en que cada uno de nosotros verdaderamente entienda que cada acción u omisión de acción, palabra o silencio impacta, ese día habrá más líderes en México. Gente responsable de lo que hace y lo que sale de su boca; gente que sabe que si hace resonará en los demás, pero que si no hace afectará a otros. 

El liderazgo de a deveras tiene que ver con la responsabilidad de tomar una causa y llevarla hasta el final; es constante, es sostenido, es a propósito y a pesar de todo. 

Este momento de celebración por México es el marco perfecto para decir que somos nosotros los que estamos creando, momento a momento, el país en el que vivimos. Somos el México que queremos, ¿pero es el que merecemos? ¿Cómo juega el verdadero liderazgo en todo esto? En que si sólo una persona se asumiera líder, no necesariamente para las masas, pero sí en lo local, en su colonia, con su comunidad, en su equipo, sería uno menos echándole la bolita a otro, culpando a los demás de lo que no tiene o dejándole toda la responsabilidad a los gobernantes. Uno a uno seríamos más líderes para México.

Ser un líder es un ejercicio de mejora continua sobre el ser humano que eres, pues descubrir qué te mueve te dará claridad sobre qué mover en los demás ¿Quieres ejercer el verdadero liderazgo? Pregúntate si tu propósito es más grande que tu ambición; si eso por lo que te levantas todos los días es motivo para levantar a otros a seguir contigo. 

Un líder es un miembro de una estructura horizontal en la que todos participan de manera activa. Su voz y decisión está al mismo nivel que la del resto. Cree en el trabajo en equipo, pero antes, en el equipo mismo. Reconoce que necesita de los talentos de los demás para cumplir sus objetivos. Escucha. No hay imposición en sus decisiones, hay apertura a una mejora. Pide y escucha el feedback. Sabe cuándo es momento de confrontar y de hacer preguntas. Pide la participación de todos para llegar a soluciones efectivas. Cree en los seres humanos que se suman a su causa y sabe que, como el propio líder, tienen derecho a caerse y a experimentar sus emociones en libertad sin que estas interfieran en el cumplimiento de los objetivos.

El verdadero liderazgo pide muchos huevos -u ovarios-. No todos están dispuestos a ser un líder, y está bien. El compromiso y la seguridad de tomar las riendas es una decisión importante que pide mucho seso, disposición y convicción, y sin embargo, todos tenemos la posibilidad de ser el líder que este país necesita.

México pide más que una versión del mínimo esfuerzo, ¿qué están dispuestos a hacer por su país?

Que este amor por México que se engrandece dentro de nosotros cada septiembre nos dure todo el año, porque sí, en cada uno vive un ‘mexicano al grito de guerra’ y somos los soldados de nuestra patria. 

Marta Ro 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.