Los 3 niveles de confianza

Un comentario que suelen hacerme o escucho en mis redes, lives, etc. es: “es que no sé si confiar o no”, “es que no me da tanta confianza”, “¿Cómo sé si puedo confiar en X?” Te tengo noticias: 

  • No hay “medio confiar”.
  • No hay un “poquito de confianza”.
  • No hay “a veces sí” confío y otras no.

Confianza es confianza. Confías o no confías. Ya está. 

¿Por qué te digo esto? Porque no podemos hablar de confianza sin rendirte completamente ante la idea de que: TODO ES PERFECTO, y por lo tanto, tu confianza no puede ser a medias, pues sabes que si la entregas estás soltando el resultado de lo que tu mente quiere ver. 

La única manera de co-crear es confiar.

Confiar también es la práctica espiritual más importante, de hecho, si quieres comenzar a explorar tu espiritualidad sólo tienes que confiar en que nada está bien ni está mal: lo que es, es; es perfecto y está puesto para tu evolución.

Entonces, ¿la confianza tiene niveles? Sí. No se trata de ir de menos a más confianza, sino de vivirla en los distintos espacios en los que crecemos y nos desarrollamos como seres humanos: 

  • Yo – personal / en mí
  • Nosotros – los demás
  • Todo – el Universo

Si lo vemos de esta manera, cada uno integramos el nosotros, y todos en conjunto, formamos el Universo. La confianza en ti, en los demás y en la vida misma es lo que nos conecta y nos mantiene en el camino. Sin confianza no hay aventura, creación, experimentación o posibilidad. Confiar es simplemente aceptar. Sin pruebas, con riesgos, y a veces, con dolor. 

El primer nivel de confianza es en ti. Eres pieza clave para el nosotros y para el Universo. Debes confiar primero en quién eres, en tu historia, tu lugar y tus talentos. La confianza personal abre la llave de la creación y la posibilidad en tu vida, pero no es cuestión de saberte talentoso o capaz: la confianza en ti depende de tu palabra, constancia y riesgo diario. Cuando comiences a ver en tu vida los resultados de tu integridad y coherencia como ser humano, tu confianza crecerá y se fortalecerá. 

Para crear confianza requieres ser confianza. 

El segundo nivel de confianza es en los demás. La única manera de crecer es confiando en el otro: tu vecino, tu familia, tu equipo, tus amigos, etc. Si no confías en los demás te quedas chiquito; confiar es expandirte para crear relaciones sólidas en las que seas capaz de reconocer los talentos de los otros que te alimenten y se nutran entre sí. 

El tercer nivel de confianza es en el Universo. Es, quizás, la confianza más ruda de practicar pero sin duda la que mayor paz te genera cuando sueltas el control de lo que quieres ver. Confiar en el Universo es saber que cada evento de tu vida es perfecto para tu evolución. No hay “mala suerte”, culpas o ser víctima. Conoces el juego de la vida y estás dispuesto a entregarte a él. 

Es, además, un juego del alma, no terrenal. Tu ego se mantiene al margen y es tu alma la pieza con la que te mueves. En un enfoque más espiritual, tú elegiste tu vida: tu familia, tu país, tus retos y alegrías, así que estás aquí para atravesar las pruebas que tú mismo decidiste vivir. 

Confiar en el Universo es saber que te va a sostener a pesar de todo porque él sabe más de ti y de tu alma que lo que tú sabes de ti y de tu mente. 

La confianza es riesgo y posibilidad a la vez.

Como lees, los niveles de confianza sólo fortalecen el entorno, y no puede ser uno sin el otro. Es importante no perder de vista que confiar también es aceptar los eventos desafortunados. En el dolor hay evolución y en la confianza hay riesgo. Te va a doler, sí, pero esa es la auténtica confianza: recibir la vida con lo que trae para nosotros, sin juicio y con amor. 

Te invito a que a partir de hoy declares confiar en ti, en los demás y en el Universo como un experimento de las posibilidades que tu mente no te permite ver. No olvides que el control es una ilusión de la mente y es lo opuesto a confiar. Confía aún con el riesgo de que todo salga mal. Confía a pesar de no tener garantías del resultado. Confiar es creer.

Si quieres vivir una aventura en lugar de la vida que “te tocó”: CONFÍA EN EL UNIVERSO. 

Marta Ro. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.