Nuestra nueva realidad en México

La verdad es que nombré así a esta entrada para que, si por ahí alguien la encuentra, pase a leer invitado por un mensaje que nos compete a todos; sin embargo, el propósito de hablar de la ‘nueva realidad en México’ es más profundo, pues tenemos a nuestro favor -y en contra- la adversidad por la que atravesamos a nivel mundial. Así que si estás aquí por “casualidad”, bienvenido a leer lo que pienso sobre lo que nos espera; si eres de este clan de la mentalidad, pues ya te la sabes, aquí no hay sorpresas.

Nuestra ‘nueva realidad’ como mexicanos no es mas que salir victoriosos, conscientes y responsables de los daños colaterales de la pandemia. Hasta este punto todos sabemos qué hacer de manera mecánica para evitar contagios y la propagación del virus, pero ¿cuál es el protocolo de mentalidad para subirse a la ola del momento presente?

Al inicio mencioné que la turbulencia actual está a nuestro favor, pero también en nuestra contra. Si hablamos de los contras podemos enumerar todos los factores económicos y sociales que significará la pandemia a corto y largo plazo en un país como el nuestro: el desempleo, la crisis de salud pública, la desigualdad aún más pronunciada, el aumento de la violencia e inseguridad, etc. Y sobre todo, lo que para mí desencadena todo lo anterior, no haber aprendido nada de este momento histórico: salir al mundo en inconsciencia profunda, peleando por tener, en víctimas de las circunstancias, en egoísmo y falta de empatía. Porque sí, los problema son muchos, pero persisten por ser nosotros la tierra fértil para que existan. 

A nuestro favor está el mismísimo momento presente, el que nos está retando como sociedad y como país: la crisis es una buena noticia, aunque les pique todos los botones leerlo en todos lados. En lugar de quejarnos, deberíamos estar sacando la cabeza del ‘¿Por qué nos tocó vivir una pandemia?’ Y usar nuestros superpoderes como mexicanos para atravesar lo rudo, doloroso o difícil que puede parecer esta situación. 

Pueden creer que es un cliché, pero delante de nosotros tenemos todas las cartas para elegir un camino diferente. Esta vez podemos salir a la nueva realidad de manera distinta. Estamos a punto de tirar la piedra otra vez y podemos conseguir que llegue más lejos.

¿Qué es lo ‘peor’ que les ha traído esta crisis? Pues agradézcanlo porque son buenas noticias. El marcador está nuevamente en 0, y como esta pandemia está llena de primeras veces, nos toca comenzar -otra vez- para conseguir lo que ya hemos conseguido antes: abundancia, amor, nuevos retos, otros objetivos. No ha cambiado el ‘para qué’, han cambiado los cómo´s de la vida y ahí vive la propia revolución.

Como mexicanos pocas cosas nos toman desprevenidos, mas bien, nada es demasiado; una pandemia no será lo primero que tumbe a esta nación. Siempre saldrán el ingenio, la creatividad y la alegría mexicana como la vela que dirija el camino de nuestro país. No es ‘echaleganismo’ o ‘positivismo tóxico’, es que aquí estamos curtidos; “ya nos la sabemos”, y si no, siempre sabremos qué hacer. El primer mundo es el primer mundo, pero como México no hay dos. Somos chingones y le chingamos; somos un chingo y lo hacemos chingón. 

Pero para que la fórmula de los mexicanos resulte efectiva esta vez, son 3 los pilares de mentalidad y crecimiento que veo como área de oportunidad para entrarle recio a esta ‘nueva realidad’ en México. Ahí les van:

  1. Aprender a vivir en comunidad ¡Pum! Paren de verse el ombligo, sálganse de ustedes y cuiden al de abajo, pero sobre todo, al de a lado. Todo el rato vemos de arriba hacia abajo sin detenernos a pensar que quienes están a lado, cerca de nosotros, nos necesitan igual o más. La interacción entre seres humanos no es “te doy – me das”, es: te doy porque me importas, sin darle peso al retorno. Créanme: la única manera de salir del hoyo es en comunidad. 
  2. Practicar el ‘cómo sí’. Somos adictos a encontrar el ‘cómo no’ de todo: excusas, no se puede, no lo sé, no creo, no me sale ¿Para qué lo hacemos? El ‘cómo sí’ es el músculo que como nación tenemos que entrenar: cómo sí hallar soluciones, cómo sí crear el resultado, cómo sí tomar la oportunidad, cómo sí ver la posibilidad. Lo que nos hunde a cada rato es la queja y la victimez de que “nada es posible”. Empezar a conectar con nuestro ingenio y creatividad nos dará la luz al final del túnel cuando todo parece muy oscuro.
  3. Responsabilidad. Nos ha quedado claro que nada está dentro de nuestro control; lo que es hoy puede no ser más mañana. No somos responsables de una situación atípica como esta, pero sí de la respuesta que tomamos frente a ella y a todo lo que le continúa. La responsabilidad personal viene de saber que somos creadores de los resultados que vemos en nuestra vida. La vida no “nos está pasando”, está a nuestro favor. 

Subir el switch de la mentalidad es una decisión sin retorno porque andar por un camino de conciencia no te permite volver a viejos patrones. Mi sueño, de verdad, es que cada día, un día a la vez, un mexicano o una mexicana tome la decisión de vivir distinto, de salirse del deber ser y de su propio beneficio para dar y contribuir a los demás, a México, y si el detonante es la pandemia, que así sea y digo ¡Gracias! 

Gracias a la crisis por empujarnos a ir hacia otro lado; gracias porque dará a muchos la valentía que de otro modo no habrían explorado; gracias a que nos quedamos dentro porque nos obligó a expandirnos con creatividad; gracias a la crisis por ser nuevos bríos de vida.

Bienvenida la nueva realidad en México. 

Marta Ro. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Un comentario

  1. Excelente artículo!
    A los mexicanos no les gusta escuchar realidades y tu artículo nos dice una cruel realidad que al final es VERDADERO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.