Postergar. La gente del mañana

Este ‘MEXA MONDAY’ sí es MUY mexa, MUY. En mayúsculas y dos veces. Y es que algo tenemos los mexicanos con el tiempo que ya hasta lo hacemos chiste: nuestra medida universal es ‘ahorita’ = en algún momento del día, o de la vida; ‘en un ratito’ = de hoy o de pasado mañana, quién sabe. Tomamos al tiempo como un recorrido interminable de horas que sólo vemos pasar, sin pensar que es un recurso valiosísimo que, bien jugado, nos puede representar crecimiento sin límite. Nos hemos vuelto expertos en el mañana y en el después justamente porque no concedemos al tiempo su valor y “confiamos” en que regresa, cuando en realidad se va ¿Lo habían pensado así? Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy no es tener más chance de hacerlo después porque ‘hay tiempo’; al contrario, es un momento menos que pudiste utilizar a tu favor.

Somos los ciudadanos del postergar por muchas razones, pero la que pesa más es olvidarnos de que la vida es ahora, es el presente. Mañana todavía no llega y lo que cuenta es lo que estás haciendo hoy. ▷ Dejarlo todo ‘para luego’ o ‘para al ratito’ o ‘para mañana ahora sí’ también es un mensaje: la vida, la tuya, te está esperando, pero decides una y otra vez que mañana sí la alcanzas ¿Fuerte? Absolutamente.

El tiempo y el dinero son los dos recursos que compartimos los seres humanos sin importar condición; qué hacemos con ellos marca la diferencia entre cada uno. El tiempo es hoy. Esa es la filosofía que yo he adoptado y que los invito a llevar a la práctica todos los días. Postergar no es “ganarle” al tiempo, también significa despreciar, descuidar, menospreciar y relegar aquello que pide de tu atención, tus talentos y tu dedicación; aquello que pide lo mejor de ti. Si constantemente dejan todo al final o para luego, les tengo una noticia: eso es lo que han creado de ustedes y una clara señal al mundo de que van tarde y no están preparados para recibir algo grande.

Con la postergación viene la procastinación, que lejos de creer que son espacios de ocio y despeje mental, son pequeños ratos que nos dan placer inmediato pero que a la vez generan estrés, ansiedad, remordimientos y baja autoestima por impedirnos cumplir nuestros verdaderos objetivos.

Les pregunto ¿Cuánto están dispuest@s a dejar ir junto con la idea del mañana? La vida es ahora. Go big or go home!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.