Single Tasking: el arte de hacer una cosa a la vez

Hay una necesidad por estar ocupados, o al menos, por sentir que lo estamos. Tener tiempo libre o pausas hace pensar, a algunos, que desperdician las horas, y a otros, que podrían avanzar en lo que sea que lo requieran ¿De dónde viene esta carrera para perseguir el tiempo?¿A dónde vamos con tanta prisa? ¿Cuál es el propósito de correr todo el rato? 

En este contexto es que el multitasking ha cobrado relevancia en los últimos años, y es que la tendencia por hacer todo a la vez en un corto periodo de tiempo pone el acento sobre la capacidad de los seres humanos de abarcar mucho para ser mucho. El quehacer del multitasking no es por sí mismo lo que enorgullece a quienes lo practican, sino donde colocan su valor: ser vistos, reconocidos y validados por sus múltiples talentos. No es la verdad absoluta, pero sí una posibilidad. 

La verdad es que no hay verdad, hay preguntas que hacerte. Si eres de los afiliados al multitasking ¿En realidad te sientes orgulloso de fragmentarte para “hacerlo todo”? ¿Es sano agotarte física y mentalmente por abarcar tanto a costa de ti? Piénsalo desde lo profundo de tu ser.

Definitivamente no es una práctica que recomiendo por una razón que me has escuchado expresar más de una vez:

Donde pones la energía, crece. 

Y si esto es así, entonces: la energía repartida se diluye. 

Es muy sencillo, la energía focalizada representa expansión porque concentras todo de ti, de tus recursos humanos y materiales, en un sólo objetivo para nutrir el propósito y hacerlo crecer; de lo contrario, cuando volteas a todos lados y pones aquí y allá, realmente no estás entregándote en conciencia y con plena atención, la energía puesta de este modo se disipa porque se vuelve volátil. 

Si lo planteas en tu día a día, en tus actividades del trabajo y en casa, puedes notar cómo llevarte a abarcarlo todo te hace sentir estirado y es lo que te desgasta. Está comprobado que la manera de hacer más efectivo el tiempo es completar una tarea a la vez. “Hacer” mucho en un sólo momento toma más horas y pide el doble de energía para parchar las actividades ¿Quieres ser eficiente con tu tiempo? Divide el día en tareas y enfócate, pero de verdad entrégate a ello en los periodos que establezcas: horario para trabajar, horario para estar con tus hijos, horario para ejercitarte, horario de dormir, etc. Divide y vencerás, esa es la clave.

Ahora, todo lo anterior funciona en un entorno micro; pero hoy te hablo del mundo, voltea a ver a tu alrededor. El multitasking es la consecuencia de un problema más grande y más profundo que hacer mucho a la vez: estar desconectados de nosotros, ir de prisa sin saber a dónde, no dar tiempo y espacio a que los momentos de la vida se gesten y maduren. Todo es efímero y caduca tan rápido que por ello buscamos saltar de una cosa a otra sin detenernos a estar presentes. 

Por ejemplo, el mundo digital es la clara representación de esto. Como sociedad, en lo colectivo, vivimos muchos o prolongados momentos de caos porque dispersamos nuestra energía en ver la vida de los demás a través redes sociales; nos comparamos y somos capaces de hacer lo inimaginable para vernos de tal o cual manera. Esos “esfuerzos” nos sacan de nosotros y nos ubican en muchas vidas, menos en la nuestra. Si dedicáramos tiempo y atención a auténticamente conocernos, a quienes somos y lo que buscamos, como la energía, creceríamos. 

En lo macro, es necesario poner el foco en temas que nos nutran y nos hagan evolucionar como grupo humano, por desarrollo y supervivencia. El presente pide pausa y atención, sobre todo en un hito como una pandemia. Necesitamos parar y observar, uno a la vez, los momentos que nos separan de los demás, lo que nos distrae, lo que nos limita o nos aleja de un crecimiento expansivo para ir paso a paso cambiando la dirección hacia un futuro diferente donde estar atento en cuerpo y alma asegure nuestra permanencia.

Dejemos de correr y acapararlo todo, eso genera caos, violencia y miedo; un día a la vez, paso a paso, metas cortas y actividades definidas es lo que nos hará vivir una vida más tranquila, más amable y más sencilla. 

Marta Ro. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.