Tiempo Efectivo ¿Cómo se logra doblar el tiempo?

Sin duda, este es uno -si no el más- de los temas sobre los que más me preguntan dentro y fuera de las redes sociales: “Marta, ¿cómo le hago para que el tiempo me alcance?” “¿Cómo le haces para hacer muchas cosas en un mismo día?” 

Siempre escucho cómo, cómo, cómo. Si alguna o muchas veces peleas y te enojas porque “el tiempo no te alcanza”, quiero decirte que el único recurso que compartimos todos los seres humanos es precisamente: el tiempo; así que el problema no es este en sí mismo, sino la manera en cómo lo ves. 

Tienes las mismas 24 horas que cualquiera de las personas que admiras o que para ti han logrado algo grande.

¿Cómo es entonces que ellos sí y tú no? ¿Hacen algo especial? ¿El tiempo es generoso con los demás menos contigo? 

La diferencia está en que tú crees que el tiempo rinde si tú te desdoblas, pero la realidad es que doblar el tiempo es saber jugar en equipo. Así es. Que el tiempo “alcance” no tiene qué ver con capacidades personales o circunstancias; no es hacer mucho y rápido, sino entender que el juego crece cuando involucras a tu gente a participar. 

Jugar en equipo es, sobre todo, observar ¿En quién te puedes apoyar para desdoblar el tiempo? Saber usar a la gente de tu vida es crear sinergia, y esta, requiere de la energía de los demás para ocurrir. Usar no es aprovecharte, es apoyarte y confiar en que la energía de los tuyos puede aportar a tu propio espacio. 

La fuerza de los demás es la energía que mantiene vivos tus sueños. 

Piensa en tu empresa o negocio y luego piensa en el resultado. Si vas solo encaminado hacia eso que quieres, no dudo que llegarás, pero te tomará más tiempo del que esperas; en cambio, cuando tienes un equipo esa energía se multiplica y avanzan todos juntos, más rápido y de manera más efectiva. Llegar a más significa usar más energía y la energía la proveen todos en un equipo. 

Mucho de lo que no logras o por lo que te quedas corto tiene que ver con que no te das permiso de apoyarte en los demás: quién cuide a tus hijos, quién experto en tal resuelva los problemas, quién vaya o recoja tal, etc. Esas personas que no forman parte directa de tu negocio o empresa también son tu equipo y de quienes te puedes valer para doblar el tiempo, pues mientras ellos resuelven, tú te dedicas a cumplir tus objetivos. 

La relación siempre ha sido: energía, tiempo, dinero. Más energía permite crear más, por lo tanto, hay más tiempo para seguir y más dinero generado. Aprender a utilizar tus recursos es la clave de hacer rendir el tiempo. 

Doblar el tiempo es entender que no puedes solo.

Cuando hablo de aprender a utilizar tus recursos es que te sientas con permiso de pedir apoyo cuando lo necesitas. 

“Tengo energía, la invierto en el tiempo. El tiempo se convierte en dinero: más dinero, más energía humana; esa energía humana crea más recursos y así al infinito”. Es un círculo virtuoso de inversión y optimización de tus recursos.  

Doblar el tiempo no es estirarte tú, sólo vas a doblar el tiempo si tienes equipo o confías en tu familia.

Aparta tu mente cuando te dice que tú puedes solo, es un mindset limitante que no te deja ver que en equipo llegas lejos, no más rápido.

Marta Ro. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Para empresas

¿Cómo podemos ayudarte?

Diseñamos entrenamientos personalizados para tu empresa, negocio u organización.

Completa el siguiente formulario para conocer tus necesidades.

Objetivos

Coaching gratis

Únete a nuestra lista de correo y recibe información exclusiva.